Emilia

Imagen de Emilia Pardo Bazán leyendo un libro. Foto Twitter

 

Queridos lectores de esta flamante revista digital que responde al sugestivo nombre de ladesmadrá: hoy es día de inauguraciones, empezando por este primer número de la revista, y dentro de ella la de esta sección que he dado en llamar “Al fondo a la izquierda”, en la que abordaré asuntos diversos relacionados con la literatura y la actualidad. Por ello, para estar a la altura de la feliz ocasión y corresponder al espíritu combativo de ladesmadrá, no dudé en dedicar este artículo iniciático a una escritora de fuste como Emilia Pardo Bazán porque, entre otras facetas, destacó por haber sido con valentía y lucidez una adelantada de la conciencia feminista en España. Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 16 de septiembre de 1851-Madrid, 12 de mayo de 1921), fue muy célebre en su tiempo en virtud de sus demostradas dotes de magnífica escritora, intelectual de enorme cultura y tenaz activista -diríamos hoy- de los derechos de la mujer en una época de absoluta dominancia masculina y/o machista. Tan coherente fue con su condición de mujer libre, que cuando su marido la conminó a que dejara de escribir y publicar libros no dudó en separarse de él, por lo que recibió furibundos ataques del machismo imperante. Como el divorcio no estaba legalizado, ella renunció a comprometerse seriamente con ningún otro hombre, aunque sí mantuvo un apasionado idilio con Benito Pérez Galdós durante dos años y más tarde una relación pasajera con el empresario Lázaro Galdiano.

Doña Emilia nació en una familia gallega de ascendencia aristocrática pero sus padres, de convicción liberales, la educaron en iguales condiciones como lo habrían hecho con un hijo varón, algo excepcional en aquel tiempo, y obtuvo una sólida formación en humanidades y lenguas extranjeras que le permitió leer y hablar en inglés, francés y alemán. Esto y sus frecuentes viajes por Europa la convirtieron en una mujer cosmopolita y pudo contrastar la realidad española con la de los países europeos que visitó. Sus ansias de estudiar en la universidad se frustraron porque a las mujeres se les prohibía el acceso, así de simple y terrible, pero el premio a su constancia le llegaría a la edad de sesenta y cinco años, en 1916, cuando por méritos propios de toda una vida se ganó el nombramiento de catedrática de Literatura Contemporánea de Lenguas neolatinas de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Madrid, por orden extraordinaria del ministro Julio Burell. Tal fue el revuelo suscitado por la decisión, que hubo un amplio y acalorado debate institucional (incluida la Real Academia de la Lengua, a la que también se le había negado el acceso en tres ocasiones entre 1889 y 1891) más en contra que a favor del nombramiento de doña Emilia, con lo que ella logró, pese a todas las trabas, poner en primer plano de la opinión pública el hecho mismo de que una mujer había logrado ser catedrática en aquella España patriarcal. Se sentía tan orgullosa de ello, que en la crónica del acontecimiento que se publicó en el diario bonaerense La Nación lo manifestó en estos términos: “Me atrevo a indicar, sin asomos de vanidad propia, que el hecho de mi nombramiento para tal cargo envuelve la ruptura de muchas vallas y la desaparición de muchos prejuicios. No he de negar que vengo, desde mi juventud, trabajando para que no encuentre tantos obstáculos la mujer […]. Mi acción fue personal e individual. Donde pude sentar un precedente favorable no dejé escapar la ocasión. Abrí a la mujer bastantes puertas, y ahora, las de la universidad”. Emocionan sus palabras por la verdad que traslucen. No obstante su pensamiento político conservador y reaccionario en ciertos aspectos como el sufragismo femenino, Pardo Bazán se convenció desde muy joven de que su deber principal como escritora e intelectual era la firme defensa de los derechos educativos de las mujeres en igualdad con los hombres.

Frente al triple papel que se le asignaba a la mujer de “esposa, madre y amante”, según la expresión de doña Emilia, ella reivindicó que las españolas tenían el mismo derecho a recibir la educación e instrucción pública que sus compatriotas machos, lo que redundaría no ya en el progreso de las mujeres, sino obviamente en el del país, que se beneficiaría grandemente de ello. Baste añadir que en 1860 el analfabetismo de las mujeres españolas llegaba al 90% y que cuarenta años después, en 1900, aún ascendía al 71,4%, frente a un 55,7% de los hombres… Tremendo. En uno de sus numerosos artículos sobre la cuestión, Pardo Bazán lo explicaba así de claro: “Todo el cambio social que se ha producido en España a lo largo del siglo XIX, debiera haber traído como consecuencia una evolución de la condición femenina; sin embargo, el hecho no se ha producido, y lo sorprendente es que el hombre de la España nueva, que anheló y procuró ese cambio radicalísimo, no se haya resignado aún a que, variando todo -instituciones, leyes, costumbres y sentimientos-, el patrón de la mujer también variase, y no cabe duda: el hombre no se conforma con que varíe o evolucione la mujer. Para el español, por más avanzado que sea […], el ideal feminista no está en el porvenir, sino en el pasado” (La mujer española y otros escritos).

Por eso, en otro de dichos artículos sentencia sin tapujos: “La educación actual de la mujer no puede llamarse tal educación, sino doma, pues se propone por fin la obediencia, la pasividad y la sumisión”. Tan explícita como contundente doña Emilia. Antes que ella, su paisana Concepción Arenal (Ferrol, 31 de enero de 1820-Vigo, 4 de febrero de 1893), otra de las españolas eminentes y pionera en la España del siglo XIX de la vindicación feminista en su obra La mujer del porvenir (escrita en 1861 pero publicada en 1869), echó abajo la superioridad biológica y moral del hombre porque “la inteligencia de la mujer no es inferior a la del hombre”, por resumirlo con una de sus frases más resolutivas. Arenal denunció que la raquítica educación de las jóvenes entonces no se fundamentara en “conocimientos”, sino en el aprendizaje de “habilidades” cuya finalidad era instruirlas para el matrimonio y las labores domésticas. En este sentido, en su artículo La Educación de la Mujer postula: “Es un error grave y de los más perjudiciales, inculcar a la mujer que su misión única es la de esposa y madre […]. Lo primero que necesita la mujer es afirmar su personalidad, independientemente de su estado, y persuadirse de que, soltera, casada o viuda, tiene derechos que cumplir, derechos que reclamar, dignidad que no depende de nadie”.

emilia-pardo-bazan

Algunos de los hitos más relevantes de doña Emilia en esa incansable lucha fueron la creación de la Biblioteca de la Mujer, donde se editaron por primera vez en España obras señeras de tema feminista como La esclavitud femenina, de Stuart Mill, y La mujer ante el socialismo, de August Bebel y su decisivo apoyo en pro de la formación y el trabajo de las mujeres

Pardo Bazán recogió el testigo de Concepción Arenal y prosiguió la ardua tarea de batirse dialécticamente con la todopoderosa oposición patriarcal en cuantas tribunas pudiera reclamar los derechos de las mujeres. Algunos de los hitos más relevantes de doña Emilia en esa incansable lucha fueron: la creación de la Biblioteca de la Mujer, donde se editaron por primera vez en España obras señeras de tema feminista como La esclavitud femenina, de Stuart Mill, y La mujer ante el socialismo, de August Bebel; su decisivo apoyo en pro de la formación y el trabajo de las mujeres; ser la primera presidenta de la sección de Literatura del Ateneo madrileño; su designación en 1910 como primera mujer integrante del Consejo de Instrucción pública, principal órgano asesor del Estado en los asuntos educativos; y, en fin, su activísima y valiosa participación en octubre de 1892 en el Congreso Pedagógico Luso-Hispano-Brasileño, en particular en la sección «Concepto y límites de la educación de la mujer y de la aptitud profesional de esta». En aquellas encendidas y polémicas sesiones se discutió si las jóvenes debían ser instruidas, como los hombres, en la cultura y los conocimientos precisos para que pudieran desempeñar todas las profesiones. Incluso se sometió a la votación de los congresistas, cuyo escrutinio fue de 260 votos a favor, 293 en contra y 89 abstenciones.

Antes, en su juiciosa ponencia titulada La educación del hombre y la mujer, sus relaciones y diferencias, Pardo Bazán desglosó pormenorizadamente las infames condiciones en que se hallaba la educación femenina en España, en contraste con la de los países más desarrollados, y en suma reivindicó el pleno derecho de las mujeres a tener una completa formación que les permitiera ejercer cualquier profesión en equivalencia e igualdad de condiciones que los hombres. En el colofón de su ponencia, dirigiéndose expresamente a los congresistas masculinos les espetó: “Aspiro, señores, a que reconozcáis que la mujer tiene destino propio; que sus primeros deberes naturales son para consigo misma, no relativos y dependientes de la entidad moral de la familia que en su día podrá constituir o no constituir; que su felicidad y dignidad personal tienen que ser el fin esencial de su cultura, y que por consecuencia de este modo de ser de la mujer, está investida del mismo derecho a la educación que el hombre, entendiéndose la palabra educación en el sentido más amplio de cuantos puedan atribuírsele”. Baste añadir este dato: las españolas aún tuvieron que esperar dieciocho años para que fueran admitidas en el ámbito universitario, ya en 1910.

Es evidente que doña Emilia se granjeó muchos enemigos y detractores por su defensa contumaz de la igualdad de derechos de la mujer. Fea, gorda y marimacho fueron algunos de los gentiles apelativos que le dedicaron personajes ilustres de la política y la literatura. Leopoldo Alas Clarín, tan anticlerical y progresista en general como tan machista y misógino en particular, en un artículo con motivo de la ponencia de Pardo Bazán en el citado congreso de 1892 la criticó de este modo: “Uno de los pruritos, casi pudiera decirse manía, de la ilustre dama consiste en el afán de mezclar a hombres y mujeres, de hacerlos andar juntos y codearse en Academias, Ateneos y Universidades. Antes hizo una gran campaña para que las señoras ilustradas pudieran ser académicas de la lengua, y ahora quiere que las jóvenes púberes vayan a cátedra con los aspirantes a bachilleres y aun con los aspirantes a licenciados. Y es más, experimentando su teoría in anima nobili, envía a una hija suya a las aulas del Instituto del Cardenal Cisneros, donde, como es natural, profesores y alumnos la consideran con el respeto que merece una señorita” (publicado en el diario El día, 15 de noviembre de 1892). Sin comentarios.

Afortunadamente, doña Emilia contó con el apoyo y la amistad de personalidades de la talla de Francisco Giner de los Ríos (que la alentó en las ideas krausistas), Joaquín Sorolla, Miguel de Unamuno, Ramón de Campoamor y por supuesto Galdós, por nombrar tan solo a unos cuantos de sus partidarios.

Afortunadamente, doña Emilia contó con el apoyo y la amistad de personalidades de la talla de Francisco Giner de los Ríos (que la alentó en las ideas krausistas), Joaquín Sorolla, Miguel de Unamuno, Ramón de Campoamor y por supuesto Galdós, por nombrar tan solo a unos cuantos de sus partidarios. Sobra decir que Pardo Bazán no se arredró nunca y continuó su personal batalla feminista tanto en sus diversos puestos de responsabilidad como, sobre todo, en su prolífica obra literaria (aparte de sus célebres novelas, llegó a escribir más de seiscientos cuentos) y en su enorme producción periodística, con más de dos mil artículos publicados. En buena parte de ellos denunció el abuso de poder del marido sobre la esposa y, muy especialmente, la violencia machista que causaba tantos asesinatos de mujeres, lo que la escritora gallega denominaba “mujercidios”, y la impunidad con que los consideraba el código penal de la época, discriminatorio e injusto. Así se quejaba amargamente en uno de dichos artículos: “El mujercidio siempre debiera penarse más que el homicidio. ¿No son los hombres nuestros amos, nuestros protectores, los fuertes, los poderosos? El abuso del poder, ¿no es circunstancia agravante? Cuando matan, a mansalva, a la mujer, ¿no debería exigírseles más estrecha cuenta? Y sin embargo, los anales de criminalidad abundan en mujercidios, impunes muchas veces”. Y en otro pasaje leemos esta terminante afirmación: “La lenidad con esta clase de crímenes es grande. Sale bastante barato dar muerte a una mujer”.

En ése y en tantos otros aspectos, nadie puede negar que Emilia Pardo Bazán fue una decidida y decisiva precursora del activismo feminista en España. Y, sin embargo, según ha declarado la historiadora Isabel Burdiel, autora de una reciente biografía de Pardo Bazán, “una cierta cultura de izquierdas en nuestro país no ha sabido encontrar la faceta rompedora de Pardo Bazán ni destacar la relevancia de su lucha feminista y de defensa de los derechos de las mujeres. Algunos le reprocharon y le reprochan sus privilegios de una clase social alta. Pero cabe recordar que, décadas más tarde, Simone de Beauvoir dijo aquello de que con los privilegios podían hacerse dos cosas: o bien sentarse encima de ellos o bien aprovecharlos para cambiar el mundo. Doña Emilia eligió la segunda opción”. Al mismo tiempo, afirma Burdiel: “Los sectores conservadores se apropiaron de Pardo Bazán para después apagar su obra […]. En parte, dejó de leerse durante décadas por el hecho de ser mujer. Ahora bien, influyó de forma decisiva que los sectores conservadores, desde la Restauración hasta el franquismo, se apropiaron de la figura de Emilia Pardo Bazán y, al mismo tiempo, apagaron su obra porque les pareció demasiado irreverente. Es decir, novelas como Insolación o Memorias de un solterón no se corresponden con el cliché de una católica devota y, por tanto, no eran asumibles para la carcundia”.

Por cierto, y a propósito de esto último, ¿qué le habría parecido a doña Emilia que el Pazo de Meirás donde vivió y escribió se lo apropiara el dictador Franco para su disfrute y el de su familia? Al cabo de este prolijo artículo necesario sobre la gran Pardo Bazán, estoy seguro de que ustedes se habrán hecho una mínima idea de la relevancia de la escritora gallega y de su actualidad ahora que el feminismo, por fin, es un movimiento imparable que está cambiando el mundo. Lean a doña Emilia, les cautivará no solamente el fervor con que denunció la desigualdad familiar y social de las mujeres y sus penurias, sino también el alcance de su vasta cultura y, en definitiva, la exquisitez de su prosa, esencial en todo escritor que se precie.

NEVER AGAIN – NUNCA MAS

NEVER AGAIN

NUNCA MAS

Soldados estadounidenses heridos y muertos durante la Guerra de Vietnam.

    La noción de guerra está relacionada con términos como combate, batalla, lucha, pelea o enfrentamiento. En general, todos estos conceptos son intercambiables y sinónimos, aunque cada uno tiene un uso específico que le sienta mejor. Por ejemplo, es correcto hablar sobre un “combate entre boxeadores”, pero no de una “guerra entre boxeadores”.

Guerra

Guerra se refiere, en su uso más habitual, a la lucha armada o conflicto bélico entre dos o más naciones o bandos. Esto implica el rompimiento de un estado de paz, que da paso a un enfrentamiento con todo tipo de armas y que suele generar un elevado número de muertes.

La guerra puede ser clasificada de distintas formas según sus características. Una guerra preventiva es aquella que inicia una nación con el argumento de que otro país se preparara para atacarla. Este tipo de iniciativa ha sido propuesto por el sanguinario ex presidente estadounidense George W. Bush en Irak.

Una guerra civil es la que involucra a los habitantes de un mismo pueblo o país. En estos casos, no hay injerencia directa de otros países. Por ejemplo: el enfrentamiento entre la guerrilla, el ejército y los paramilitares en Colombia.

La guerra santa es aquella promovida por motivos religiosos. En la actualidad, ciertos grupos musulmanes son quienes emprenden acciones violentas enmarcadas en este contexto.

Se conoce como guerra sucia a las acciones que se realizan fuera de cualquier marco legal o declarado. Un ejemplo de guerra sucia fue el combate a la guerrilla argentina en la década del ’70.

Por último, podemos mencionar que guerra también se utiliza como combate u oposición en el sentido moral y psicológico. Incluso existe el concepto de guerra fría, cuando dos o más naciones intentan socavar el régimen político enemigo a través de la influencia económica, la propaganda y el espionaje, pero sin violencia directa.

Guerra y Paz

Vladimir Nabokov dijo cierta vez que cuando se leía a Tolstói, era porque no se podía dejar el libro. Y seguramente que es así; de hecho, una de las novelas más fabulosas e increíbles de todos los tiempos es sin lugar a dudas «Guerra y Paz», de este autor. Un impresionante tratado donde se plantean cuestiones fundamentales para la vida en sociedad.

En esta historia, el escritor ruso explora esos problemas filosóficos que preocupan al ser humano desde el origen del mundo, relacionados con el amor, el bien y el mal.

Una de las imágenes más escalofriantes y únicas, es seguramente cuando el protagonista, Andrei Bolkonski, se encuentra tumbado en el campo de batalla y mientras ve como Napoleón se le va acercando a lo lejos, clava su mirada en el cielo e intenta comprender qué existe detrás de su dolor, cuál es el verdadero misterio de la existencia. Dice que Bonaparte, ése hombre al que muchos le temen, parece un ser diminuto comparado con lo alto del cielo, donde se deslizan las nubes y se esgrime tanta vida.

Recuérdame siempre: Tu soldado de mierda.

Además podemos hallar reflexiones sumamente profundas sobre la capacidad humana para amar y lo débil que es la línea entre el amor y el odio. Por ejemplo, en un momento el autor dice que no hay verdad más necesaria y real que la del amor y la capacidad de gozar de los pequeños momentos de la vida; y expresa a continuación que los peores males de la vida son el remordimiento y la enfermedad, porque es poco lo que se puede hacer por superar ambos.

Por otro lado, es un verdadero libro de historia que permite conocer en qué consistieron las guerras napoleónicas y qué dejaron en el mundo. Cabe mencionar que Lev visitó Borodinó con el objetivo de conocer a ciencia cierta el tema y trazar adecuadamente el campo de batalla que presentó en la novela.

Para terminar sólo resta decir que se trata de un perfecto manual de autoayuda, que puede colaborar con que los lectores comprendan por qué han nacido y para qué y sean conscientes de que sus propias acciones, pueden ser decisivas para el futuro del planeta y de la humanidad.

 

NUEVO ORDEN MUNDIAL

 

NUEVO ORDEN MUNDIAL


Muchos de los estados actuales se autodenominan “democracias”: gobierno en el que el pueblo es soberano.


Sin embargo, la soberanía del pueblo se limita a marcar, cada pocos años, una cruz en una papeleta, señalando unos nombres de entre otros, que le son propuestos. Nos han hecho creer que la democracia es ese simple gesto.


Nuestro sistema, NO ES UNA DEMOCRACIA. Es un sistema social de jerarquía global, sostenido por una minoría para dominar a una mayoría.


En
esta
jerarquía, unos
pocos, situados en
la cima de la Pirámide
del Poder, imponen sus leyes.
Se arrogan unos derechos que nos han
usurpado a todos los demás. Son los grandes
capos de la banca y la industria. Han acaparado más dinero
que nadie, y a través de él ejercen el control sobre seres humanos y recursos


Se valen de los gobiernos (“democráticos” o “dictatoriales”, de “derechas” o de “izquierdas”), que les sirven, y con quiénes comparten porciones del poder. Los gobiernos son los asalariados directos de la gran banca y la industria multinacional.


Las autoridades son un artificio pensado para responder a necesidades creadas artificialmente: seguridad y protección. Son una herramienta de usurpación del poder por parte de las multinacionales. Son el biombo tras el cual la industria mueve los hilos.
Por debajo de los gobiernos, las instituciones se disputan las porciones de poder que les son concedidas.


Políticas Nos comprometen en guerras que nosotros no deseamos. Establecen alianzas o apoyan embargos a otras naciones, sin tenernos en cuenta. 

Legislativas

Nos imponen leyes para controlarnos y pagan a jueces para condenarnos. 


Sanitarias

Nos niegan el poder de decidir los tratamientos que queremos para mantener nuestra salud. Nos intoxican con las vacunaciones a las que nos obligan a someternos; nos mutilan con supuestas cirugías preventivas y nos envenenan y exterminan con pseudo-medicamentos. 


Educacionales

Nos educan para que seamos sumisos, para que tengamos miedo. Nos inculcan la creencia de la desigualdad, que es la base sobre la que han conseguido sus privilegios. Controlan la investigación científica a partir del dinero que aportan en subvenciones, y no tienen empacho en censurar o falsificar los resultados según su conveniencia. 


Policiales

Instalan sistemas electrónicos para vigilarnos (inculcándonos la creencia de que es para nuestra seguridad y protección). Pagan a policías para detenernos.


Mediáticas

Controlan los medios de comunicación más importantes, y a través de los mismos crean una falsa realidad que actúa como cortina de humo para que no podamos ser conscientes de sus manipulaciones.

Para llevar a cabo su agenda de control, la Cima del Poder lleva adelante su Plan Secreto. A eso se le llama CONSPIRACIÓN o COMPLOT. Ya que el plan es secreto, no podemos conocerlo. Pero vemos sus resultados.


Y la mejor manera de desmontar un complot es exponer esos resultados a la luz del día.


A fuerza de repetírnoslo, hemos acabado creyendo que no tenemos ningún poder para cambiar nada. Pero somos nosotros quiénes pagamos el salario de nuestras autoridades. Nosotros, quiénes hemos depositado nuestra autoridad individual en manos ajenas, y hemos permitido el desarrollo y mantenimiento de los gobiernos que tenemos. Tienen la autoridad que nosotros queremos darles.

Carmen Linares

Carmen Linares (Lazos de seda) Bulerías de la Perla de Cádiz from anabel amiens on Vimeo.
Una cantaora grande del flamenco (que no es ni paya ni gitana sino andaluza), ella le da al flamenco ese toque elegante del que carecen muchos cantaores , que se han apuntado a la moda de querer parecerse a Camarón y que cantan con esos quejios tan horrorosos, escuchen bien esta mujer por que esto es elgancia y sabiduria.

Carmen Linares is the stage name of Carmen Pacheco Rodríguez. Born in 1951 in Linares, Jaén Province, she is known as one of the finest flamenco singers in Spain. She belongs to the same generation of artists like Enrique Morente, Camaron, Paco de Lucía, Pepe Habichuela, José Mercé and Tomatito and she is considered as flamenco legend.

Biography

In the 1970s and ’80s she worked in Madrid alongside artists such as Enrique Morente, Camarón, Carmen Mora, and the brothers Juan and Pepe Habichuela. That’s how it all began.

Carmen Linares was the chosen voice to re-open Manuel de Falla’s original version of “El Amor Brujo” in the open of Seville Flamenco Biennial. She’s been one of the first Flamenco artists who, invited by the New York Philharmonic Orchestra, acted in the Lincoln Center. The New York Times described her as “a singer with incredible expressive power”. She has sung with important conductors like Frühbech de Burgos, Josep Pons and Leo Brower.

She recorded great flamenco albums like “Antología de la mujer en el cante” and “Lorca Traditional Popular Songs” Both album have been considered as top albums for flamenco specialist journalists. “Antología” was recorded with the guitars by Tomatito, Vicente Amigo, Moraito, Pepe Habichuela, Rafael Riqueni, etc. and its one of the most famous flamenco albums. In “Canciones Populares de Lorca” she sang lyrics of Federico García Lorca and won French Academy Best Album. The first one because its about cante jondo classic and second one has been selected for soundtrack for Victor Ullate’s Ballet and Theatral Piece “Un rato, un minuto, un siglo…” with actress Lola Herera.

Carmen has got involved in projects like “Apocalipsis” with actress Irene Papas, “Locura de brisa y trino” by great guitar player Manolo Sanlúcar, “Poet in New York” by coreographer Blanca Li, “Lamentations of Jeremiah” by jazz pianist Uri Caine whom she has performed in venues as prestigious auditoriums as the Lincoln Center in New York, Sydney Opera House, Theatre Chaillot in Paris, Liceo de Barcelona and Madrid Auditorium.

Carmen Linares Fandangos de Huelva from anabel amiens on Vimeo.
Since 2009 to 2015 she has released several music projects like “Raíces y Alas”, “Ensayo Flamenco”, “Remembranzas” and “Oasis Abierto” dedicated to universal Spanish poets like Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez and Rafael Alberti.. Also she has premiered a new flamencojazz show titled “Cu4tro” with Jorge Pardo, Carlos Benavent and Tino Di Geraldo and a new flamencojazz “Encuentro” with Cañizares new adaptation about “El Amor Brujo” and flamenco traditional songs performing in Parco della Musica in Rome, Teatro de la Maestranza in Sevilla, Cite de la Musique in Paris, etc. In 2017 she release her new album “Verso a Verso homage to Miguel Hernández” and she won Best Flamenco Album MIN Awards.

In 2018 she was on tour with the show “Tempo de Luz” with singers Arcangel and Marina Heredia in Carnegie Hall in New York, Sadler’s Wells in London, Wilshire Elbell in Los Angeles, Teatro Grec in Barcelona, Miami Adrienne and Teatro del Canal in Madrid, etc. In 2019 she is also on tour with “El Amor Brujo” with symphonic orchestra and with her last album “Verso a Verso” accompanied by a piano, guitar, double bass, and drums. Carmen’s voice seeks out intimacy to convey her flamenco expression in this selection of unique songs.

She is the only flamenco woman artist who has won the National Music Award by Ministry of Culture of Spain.

Zorongo Gitano (Tangos) from anabel amiens on Vimeo.

La muerte de un viajante


La muerte de un viajante es una de las obras más importantes de Arthur Miller y de la dramaturgia del siglo XX. Una obra que no puede dejar de verse.

Adaptación televisiva de la obra de Arthur Miller. En el reparto figuran, entre otros, José María Rodero, Juan Diego, Charo López y Carmen Rossi.

La obra tiene algunas adaptaciones menores con respecto al texto original. Aunque no dañan la experiencia de la obra en lo general, francamente pareciera que fueron hechas sólo para ahorrase un poco de dinero. Desaparecen un par de personajes, que no son tan relevantes, pero que a final de cuentas hacen que una de las escenas sea un poco incomprensible y pierda fuerza. Me refiero a la escena del restaurante, es la única que me dejó con no muy buen sabor de obra. Pero es de entenderse. Vivimos en crisis y está es una producción arriesgada, sin nombres titilantes que no llenan teatros por sí mismos. Además con doce personas en escena, no imagino que la nómina sea barata. Pero más allá de esto, la dirección de José María Mantilla es de primera. El ritmo y la dirección de actores es extraordinario y logra con una sutileza fascinante los, por decirles de una manera muy inapropiada, flashbacks en la historia. (No son flashbacks, son viajes al pasado en la memoria del protagonista, recuerdos modificados por sus estados de ánimo del presente, uno de los mejores recursos narrativos de la dramaturgia del siglo XX).

Libros de segunda mano: La muerte de un viajante,arthur miller - Foto 1 - 105453416

Banderas republicanas

Carmen Linares (Banderas republicanas) – Tangos de Triana – guitarra : Tomatito ; palmas : Juan Diego , Manuel Soler , Juañares.

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Daniel González Rojas, se ha mostrado “orgulloso” de que la bandera republicana ondee en un mástil de la caseta de su formación en la Velá de Triana, algo que ha contado con las críticas del PP, a quien ha pedido que “dejen vivir la fiesta en pluralidad y tranquilidad”. En rueda de prensa, Rojas señala que la formación es “abiertamente republicana” y cumpliendo “estrictamente” la ordenanza no se cuelga la bandera en la zapata sino que se iza, “con lo que se ve mejor desde el puente de Triana y desde el resto de Sevilla”. “Estamos orgullosos de la bandera y pedimos al PP y a ese conglomerado que le rodea que se dediquen a otras cosas y que nos dejen vivir una fiesta en pluralidad y tranquilidad”, sentencia, añadiendo que “hay muchos ciudadanos de Sevilla y de Triana que les da igual porque entienden que es un síntoma más de pluralidad, por mucho que se tenga una ordenanza mordaza que cumplimos a rajatabla”. Además, no se ha mostrado sorprendido de que el PP pida cambiar la norma para impedir que se coloque la bandera y ha esperado que el alcalde, Juan Espadas(PSOE), no atienda esa petición. Recuerda que en este mandato se ha aprobado derogar la norma aprobada por Juan Ignacio Zoido (PP), con el voto a favor del PSOE, en la Junta Municipal del DIstrito (JMD) Triana porque “era restrictiva en decoración, música e incluso en la venta ambulante”, hasta unos niveles “absurdos”. Sin embargo, incide en que “lo que el PSOE reclamaba como oposición no lo cumple como gobierno”. En cuanto al debate sobre la constitucionalidad de la bandera republicana, ha dejado claro que no es anticonstitucional, tal como asegura el PP. “Espero que el portavoz del PP, Beltrán Pérez, que creo que es jurista, debería tener más información”, añade.

 

Endurecen el régimen penitenciario del preso político ‘Alfon’.

La familia tacha de castigo político y ensañamiento esta decisión pero anuncian que su abogado recurrirá esta decisión para que lo saquen del FIES-5

En enero pasado, el activista fue condenado a cuatro años de reclusión por la audiencia de Madrid, acusado de tenencia de sustancias explosivas, puestas estas por las mismas fuerzas represivas del Estado.

La familia tacha de castigo político y ensañamiento esta decisión pero anuncian que su abogado recurrirá esta decisión para que lo saquen del FIES-5.

NI MANUELA CARMENA, NI SU EQUIPO DE BURGUESES DE LA IZQUIERDA LIGHT, NI EL PODEMOS Y SUS MARCAS BLANCAS Y AMARILLAS, HAN DENUNCIADO EL MALTRATO CARCELARIO QUE SUFRE EL PRESO POLÍTICO ESPAÑOL ALFONSO FERNÁNDEZ, "ALFON".